En el caso de los menores de edad, no hay un impedimento para realizarse una prueba de VIH, sin embargo, la mayoría de los centros de salud te solicitan que un apoderado o un adulto firme un consentimiento para la realización de la prueba y la entrega de resultados.

×